ÓRGANO DE CONTROL INSTITUCIONAL

El OCI constituye la unidad especializada responsable de llevar a cabo el control gubernamental de la entidad, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 6º, 7º y 8º de la Ley, con la finalidad de promover la correcta transparente gestión de los recursos y bienes de la entidad, cautelando la legalidad y eficiencia de sus actos y operaciones, así como el logro de sus resultados, mediante la ejecución de labores de control.

Nivel Jerárquico

Para fines exclusivos de un desempeño independiente del control gubernamental, el OCI se ubica en el mayor nivel jerárquico de la estructura de la entidad. Sin perjuicio del cumplimiento de su obligación funcional con la Contraloría General, el Jefe del OCI informa directamente al Titular de la entidad sobre los requerimientos y resultados de las labores de control inherentes a su ámbito de competencia.

CPC. Augusto Palhua Ávila
Jefe de área

FUNCIONES

Son ejecuciones del OCI las siguientes:

  1. Ejercer el control interno posterior a los actos y operaciones de la entidad sobre la base de los lineamientos y cumplimiento del Plan Anual de Control a que se refiere el artículo 7º de la Ley, así como el control externo a que se refiere el artículo 8º de la Ley, por encargo de la Contraloría General.
  2. Efectuar auditorías a los estados financieros y presupuestarios de la entidad, así como a la gestión de la misma, de conformidad con los lineamientos que emita a la Contraloría General.
  3. Ejecutar las labores de control a los actos y operaciones de la entidad que disponga la Contraloría General. Cuando estas labores de control sean requeridas por el Titular de la entidad y tengan el carácter de no programadas, su ejecución se efectuará de conformidad con los lineamientos que emita la Contraloría General.
  4. Ejercer el control preventivo en la entidad dentro del marco de los establecido en las disposiciones emitidas por la Contraloría General, con el propósito de contribuir a la mejora de la gestión, sin que ellos comprometa el ejercicio del control posterior.
  5. Remitir los Informes resultantes de sus labores de control tanto a la Contraloría General como al titular de la entidad y del sector, cuando corresponda, conforme a las disposiciones sobre la materia.
  6. Actuar de oficio cuando en los actos y operaciones de la entidad se advierten indicios razonables de ilegalidad, de omisión o de incumplimiento, informando al titular de la entidad para que se adopten la medidas correctivas pendientes.
  7. Orientar, recibir, derivar y/o atender las denuncias que formulen los servidores, funcionarios públicos y ciudadanía en general, otorgándose el trámite que corresponda a su mérito, de conformidad con las disposiciones del sistema Nacional de Atención de Denuncias y las que establezca la Contraloría General sobre la materia.
  8. Formular, ejecutar y evaluar el Plan Anual de Control aprobado por la Contraloría General, de acuerdo a los lineamientos y disposiciones emitidas para el afecto.
  9. Efectuar el seguimiento de las medidas correctivas que implemente la entidad como resultado de las labores de control, comprobando y calificando su materialización efectiva, conforme a las disposiciones de la materia.
  10. Apoyar a las comisiones que designe la Contraloría General para la ejecución de las labores de control en el ámbito de la entidad.
  11. Así mismo, el Jefe del OCI y el personal de dicho Órgano colaborarán, por disposición de la Contraloría General, en otras labores de control, por razones operativas o de especialidad.
  12. Verificar el cumplimiento de las disposiciones legales y normativa interna aplicables a la entidad por parte de las unidades orgánicas y personal de ésta.
  13. Formular y proponer a la entidad, el presupuesto anual del OCI para su aprobación correspondiente.
  14. Cumplir diligente y oportunamente con los encargos y requerimientos que le formule la Contraloría General.
  15. Cautelar que la publicidad de los Informes resultantes de sus acciones de control se realice de conformidad con las disposiciones de la materia.
  16. Cautelar que cualquier modificación del Cuadro para Asignación de Personal, así como de la parte correspondiente del Reglamento de Organización y Funciones, relativos al OCI se realice de conformidad con las disposiciones de la materia.
  17. Promover la capacitación permanente del personal que conforma el OCI, incluida la Jefatura, a través de la Escuela Nacional de Control de la Contraloría General o de cualquier otra Institución universitaria o de nivel superior con reconocimiento oficial en temas vinculados con el control gubernamental, la Administración Pública y aquellas materias afines a la gestión de las organizaciones.
  18. Mantener ordenador, custodiados y a disposición de la Contraloría General durante diez (10) años los informes de control, papeles de trabajo, denuncias recibidas y los documentos relativos a la actividad funcional de los OCI, luego de los cuales quedan sujetos a las normas de archivo vigentes para el sector público. El Jefe del OCI adoptará las medidas pertinentes para la cautela y custodia del acervo documental.
  19. Cautelar que el personal del OCI dé cumplimiento a las normas y principios que rigen la conducta, impedimentos, incompatibilidades y prohibiciones de los funcionarios y servidores públicos, de acuerdo a las disposiciones de la materia.
  20. Mantener en reserva la información clasificada obtenida en el ejercicio de sus actividades.
  21. Otras que establezca la Contraloría General.

Labores incompatibles con las funciones del OCI

Los OCI se abstendrán de realizas o intervenir en funciones y actividades inherentes al ámbito de competencia y responsabilidad de la administración y gestión de la entidad. En concordancia con ellos, y sin que esta enumeración tenga carácter limitativo, se encuentran impedidos de:

  1. Realiza labores de control que tenga como objetivo verificar denuncias, quejas, reclamos u otros aspectos referidos a la relación laboral de los funcionarios y servidores de la entidad.
  2. Sustituir a los servidores y funcionarios de la entidad en el cumplimiento de sus funciones.
  3. Visar, refrendar o emitir documentos como requisito para aprobación de actos u operaciones propios de la administración, con excepción de los actos propios del Órgano de Control.
  4. Efectuar toma de inventario y registro de operaciones, y participar en las acciones de seguridad o protección de bienes propias de la labor de la administración.
  5. Participar como miembro de los Comités Especiales de Contrataciones y Adquisiciones, de acuerdo a las disposiciones vigentes.
  6. Otros que sean determinados por la normativa correspondiente.
DEPENDENCIA FUNCIONAL Y ADMINISTRATIVA
Dependencia funcional

El jefe del OCI, en virtud de la dependencia funcional con la Contraloría General, tiene la obligación de ejercer el cargo con sujeción a la normativa, así como a los lineamientos que emita la Contraloría General en materia de control gubernamental, dando cumplimiento a las funciones, obligaciones y responsabilidades que resulten inherentes al ámbito de su competencia.

Dependencia Administrativa

Por la dependencia administrativa, el Jefe del OCI es designado y separado por la Contraloría General, y así mismo, objeto de supervisión y evaluación en el desempeño de sus actividades, conforme a este Reglamento y demás normativa vigente, independientemente del vínculo laboral y/o contractual que tengan con la Contraloría General o con la entidad.

Régimen laboral y/o contractual del Jefe de OCI

El profesional de la Contraloría General designado como el Jefe del OCI, se encuentra sujeto al régimen laboral, remuneraciones y beneficios, conforme a lo dispuesto en los artículos 36º y 37º de la ley.

Los Jefes de OCI que mantienen vínculo laboral o contractual con la entidad se sujetan a las normas del régimen laboral o contractual y demás disposiciones aplicables a ésta, sin perjuicio de la autonomía funcional inherente a la labor de control y de la evaluación de desempeño funcional que corresponde a la Contraloría General.

RELACIÓN CON LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA Y LA ENTIDAD

Conducción del OCI
El OCI será conducido por el funcionario que haya sido designado o reconocido como el Jefe de OCI por la Contraloría General, con quien mantiene una vinculación de dependencia funcional y administrativa conforme a lo dispuesto por el artículo 18º de la Ley. En tal sentido, el Jefe del OCI tiene la obligación de dar cuenta a la Contraloría General del ejercicio de sus funciones.

Relación sistemática e independiente del OCI
Los OCI ejercerán sus funciones en la entidad con dependencia funcional y técnica respecto de la administración de la entidad, dentro del ámbito de su competencia, sujeta a principios y atribuciones establecidos en la Ley y a las normas emitida por la Contraloría General. El personal del OCI no participa en los procesos de gerencia y/o gestión de administración.

El Jefe del OCI comunicará oportunamente a la Contraloría General y al Titular de la entidad, los casos de afectaciones a la autonomía de dicho Órgano, en forma debidamente fundamentada.

Los actos u omisiones de cualquier autoridad, funcionario, servidor público o terceros que interfieran o impidan el desarrollo de las funciones inherentes al control gubernamental, constituyen infracción sujeta a la potestad sancionadora de la Contraloría General, conforme a lo previsto en el inciso c) del artículo 42º de la Ley.

Relación del Jefe del OCI con la Entidad
El Jefe del OCI no está sujeto a mandato del titular de la entidad respecto al cumplimiento de funciones o actividades inherentes y conexas a la labor de control gubernamental. Es responsabilidad del Jefe del OCI administrar la unidad asignada a su cargo, sujetándose a las políticas y normas de la entidad.

Coordinaciones del Jefe del OCI con el Titular

El Jefe del OCI deberá mantener coordinación permanente con el Titular de la Entidad, especialmente en los aspectos siguientes:

  • La implantación y funcionamiento del control interno en la entidad, conformidad con la norma aplicable.
  • En la formulación y ejecución del Plan Anual de Control.
  • La ejecución de labores de control no programadas que solicite el Titular de la entidad.
  • Informar situaciones de riesgo para la entidad que se observe en el ejercicio del control preventivo.
  • Informar cualquier falta de colaboración de los servidores y funcionarios de la entidad, o el incumplimiento de la Ley o del presente Reglamento.
ESTRUCTURA

El OCI de la Universidad Nacional del Santa tiene la siguiente estructura orgánica:

              
  • Órgano de Dirección
    Jefatura de la OCI
  •           
  • Órgano de Apoyo
    Secretaría
  •           
  • Órganos de Línea
    Unidad Control financiero y Presupuestario
    Unidad de Control Administrativo y de Gestión
  •         
0